0
Total:
0
0,00 €

Ferrer de Muntpalau

Tras la desaparición de la viticultura menorquina, tras más de doscientos años, el vino de Menorca vuelve a revivir. Cultivamos variedades foráneas y autóctonas, como Cabernet Sauvignon y planta blanca.

Los vinos blancos recuerdan las flores de Menorca. Los tintos, como sus nombres, hablan de nuestra historia.

Bodegas y viñas, desde el 1985, situados en la costa norte menorquina, reciben el aire de la mar Mediterránea para ofrecer el preciado don de la tierra que es el vino.

No se han encontrado productos.
Cargar más