0
Total:
0
0,00 €

Dominio del Bendito

El francés Antony Terryn es uno de los enólogos menos convencionales de Toro. Descubrió esta región gracias a su compatriota Jean François Hébrard, enólogo de Quinta Quietud donde realizó sus prácticas. Hébrard le animó a instalarse en la zona, y hoy en día Terryn es uno de los más acérrimos defensores de Toro, totalmente cautivado por su patrimonio "excepcional" de viñas viejas sin injertar, algunas de ellas prefiloxéricas.

Terryn cultiva unas 22 hectáreas de vides, 15 de las cuales son propias. Es uno de los pocos viticultores de la zona que utiliza cubas de cemento y describe su estilo de vinificación como "sencillo e intuitivo", aunque reconoce que recurre a la tecnología cuando es necesario.

No se han encontrado productos.
Cargar más